El Grupo Social ONCE se consolida en Colombia

Viernes, 19 Enero, 2018 - 13:45

ILUNION prepara la inminente apertura de dos lavanderías industriales en Medellín y Bogotá.

Foto familia de la visitas de Alberto Durán a ColombiaILUNION, el grupo de empresas sociales de la ONCE y su Fundación, anunció el pasado mes de noviembre en Bogotá la apertura de dos plantas de lavandería industrial en Colombia -una en Medellín y otra en la capital, Bogotá- que crearán hasta 150 empleos directos para personas con discapacidad del país latinoamericano durante los próximos doce meses.

Colombia se convierte así en la primera apuesta del Grupo Social ONCE en la que confluyen iniciativas de cooperación al desarrollo, a través de FOAL, y la inversión social de ILUNION, con su modelo responsable económica y medioambientalmente, demostrando que la inclusión laboral puede ser un potente motor económico, también en América Latina.

Alberto Durán, presidente del grupo ILUNION y de la Fundación ONCE para América Latina (FOAL), consejero general adjunto al presidente de Cooperación y Relaciones Institucionales de la ONCE y vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, que encabezó una destacada delegación española en Colombia del 7 al 11 de noviembre, realizó el anuncio de apertura de las nuevas lavanderías industriales en el transcurso del foro socioempresarial “Empresas inclusivas: la clave para hacer un negocio sostenible, económicamente rentable y socialmente responsable”, tras mantener una importante reunión con el ministro para el Posconflicto y Alto Consejero Presidencial, Rafael Pardo, con el que la delegación española analizó vías de cooperación para trabajar la inclusión social y laboral de miles de personas con discapacidad tras años de conflicto bélico en aquel país.

El mencionado foro, presidido por el embajador de España en Colombia, Pablo Gómez de Olea, contó además con la participación del consejero delegado del grupo empresarial ILUNION, Alejandro Oñoro; la coordinadora del grupo de Discapacidad-Presidencia de la República de Colombia, Myriam Ernestina Céspedes; y del director de la OISS para la región Andina, Gustavo Riveros; además de un nutrido grupo de empresarios y representantes del tejido social, que daba respuesta a las inquietudes manifestadas por el ministro Rafael Pardo.

También se realizaron encuentros con los responsables de la Agencia Presidencial de Cooperación, del Servicio Nacional de Aprendizaje y del Sistema Nacional de Discapacidad. El objetivo central del viaje ha sido mostrar el proyecto del grupo social ONCE, que integra a su Fundación y l grupo empresarial ILUNION, en su globalidad, según nos explica Alberto Durán. (0,27 MB)

Foto familia de la representación Española y de ColombiaAsí, los responsables de la ONCE, su Fundación e ILUNION insistieron en que la incorporación de personas con discapacidad al tejido productivo supone un impulso social muy destacado, una realidad que puede demostrar que compatibilizar la rentabilidad social y económica es posible. En el caso de Colombia, se trata, en opinión de Alberto Durán (0,23 MB), de un país que quiere aflorar todo el  talento productivo dentro del sector de las personas con discapacidad; un objetivo para el que desde el ámbito gubernamental se ha pedido el apoyo del grupo ONCE en el desarrollo de proyectos socioeconómicos inclusivos.

En esta línea, ILUNION arranca con dos inversiones en el país andino: otras tantas lavanderías industriales, en Medellín, que ya está en funcionamiento, y en la capital, Bogotá, que se pondrá en marcha a lo largo de este año, como punta de lanza de la presencia empresarial del grupo en Latinoamérica.

En palabras de Alejandro Oñoro la incursión de ILUNION en Colombia está siendo ilusionante, no sólo porque la nuevas plantas de lavanderías se presentan como las mejores del país, sino también porque la apuesta empresarial vislumbra una importante brecha de negocio para el grupo en otros diferentes países.

Aumento de un 2,5% del PIB en Colombia

Durante el encuentro empresarial colombiano se presentó además el estudio “Creación de empleo para personas con discapacidad en Colombia", financiado por la FOAL, que concluye que la inclusión laboral de las personas con discapacidad al tejido productivo del país supondrá un incremento del PIB superior al 2,5%. Elaborado por PwC Colombia con la colaboración del grupo social ONCE y la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), el estudio demuestra que el empleo para estas personas va más allá de su beneficio directo, pues les permite a la vez desarrollarse desde el punto de vista profesional y personal. Y también a sus familias, que tienen la oportunidad de liberar tiempo, energía y recursos; a las empresas que las contratan, por la mejora del rendimiento y del clima laboral que suele conllevar la inclusión; a las Administraciones Públicas, que se benefician del aumento de ingresos fiscales y de la reducción de los gastos asistenciales para estos colectivos; y a la sociedad en su conjunto, pues le permite reforzar sus vínculos de solidaridad.

Foto familia de la representación Española y de ColombiaDe esta manera, se rompería además la difícil situación de estas personas, “discriminadas entre los discriminados”, en palabras de Alberto Durán, dado que se evitaría que ingresen como salario un 40% menos de media que el resto de trabajadores; que su tasa de empleo mejore respecto a la actual (pues es la mitad que la del resto de la población); igualmente equiparar la tasa de paro, que ahora duplica a la global... "Nuestro interés es traer a Colombia la necesidad de generar una sociedad civil que trabaje conjuntamente en pro del empleo de las personas con discapacidad, que es un elemento fundamental para la mejora de la calidad de vida", manifestó Durán tras el encuentro. Y aseguró (0,29 MB) que ya se están recabando desde Europa apoyos específicos, mediante la incorporación del país en proyectos internacionales, que van a ayudar a dinamizar políticas públicas de inclusión laboral y social en Colombia.

La ONCE dona libros accesibles para personas ciegas a la Biblioteca Nacional de Colombia

Una edición en braille de la novela “Cien años de soledad”, compuesta por seis volúmenes; y 99 títulos representativos de la literatura universal, como “Rayuela”, “Don Quijote de la Mancha”, “Pedro Páramo” o “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, en formatos accesibles para población con discapacidad visual, forman parte ahora de las colecciones de la Biblioteca Nacional de Colombia, país en el que, según datos del Instituto Nacional Para Ciegos (INCI), existen actualmente más de 1.200.000 personas con discapacidad visual.

La donación, que se suma a los 800 títulos en braille y 200 audiolibros en formato Daisy de los que ya dispone, fue realizada por la ONCE aprovechando la estancia de la delegación española en el país, y se enmarca dentro de la iniciativa que bajo el título “Bibliotecas para Todos”  promueve la ONCE para favorecer el acceso a la información y a la cultura de personas ciegas y con baja visión en Latinoamérica. ¨Estamos convencidos de que este tipo de materiales aportan a los procesos de inclusión, permitiendo que otras comunidades puedan acceder a historias de las cuales muy seguramente han oído hablar y que a partir del día de hoy estarán dispuestas al público, gracias a la labor que desarrollan entidades como la ONCE”, señaló Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, en el acto de entrega de los libros, que realizó Alberto Durán en nombre de la ONCE, el 9 de noviembre, en el Auditorio Aurelio Arturo de Bogotá.

Estuvieron también presentes Diego Nuño, agregado cultural de la Embajada de España; Carlos Parra, director del INCI; y Jorge Muñoz, presidente de la Confederación Nacional de Limitados Visuales  (CONALIVI).

Momento de la visita a ColombiaEste singular acervo bibliográfico dirigido a dar servicio a la población con discapacidad visual, se completa con equipos como telelupas y reproductores Daisy que permitirán mejorar las condiciones de los usuarios con discapacidad visual que asisten a la  Biblioteca de Colombia, quienes desde 2014 disponen del aula “Conectando sentidos”, espacio ubicado en la Sala Daniel Samper, que permite a las personas con discapacidad acceder al patrimonio bibliográfico y documental de la Biblioteca, con herramientas y equipos (impresora y teclado Braille, y lectores all reader), además de otros programas como Julies, para personas que quieren aprender el lenguaje de señas, y Jaws, que permite a las personas con discapacidad visual hacer búsquedas de internet, programar, usar Office..., entre otros.

Carlos Parra destacó la importancia de esta donación y destacó a la Biblioteca Nacional de Colombia como “una casa que alberga también con cariño a las personas ciegas, que a partir de ahora podrán acceder a un centenar de títulos literarios, y a nuevas fuentes de conocimientos, según sus necesidades”.

Acceso a la noticia: Biblioteca Nacional de Colombia enriquece sus colecciones en beneficio de población con discapacidad visual.

Fuente: 
ONCE / España