Carta del Presidente de FOAL, Alberto Durán

Queridas amigas y amigos:

No quiero dejar pasar esta oportunidad para dirigirme a todos vosotros ante la situación generada en el mundo por el COVID 19 y familiarmente conocido como “coronavirus”, que nos ha llevado a una realidad impensable, a la que nuestra Fundación no es ajena.

Vivimos momentos sin precedentes en la historia que han obligado a las autoridades de todo el mundo a tomar medidas excepcionales. Ante esta situación, los que formamos parte de la Fundación ONCE para la Solidaridad con Personas Ciegas de América Latina (FOAL) y yo personalmente, queremos trasladarte un mensaje de serenidad. Estamos convencidos que estas circunstancias excepcionales pasarán e iremos recobrando, con la ayuda de todos, la normalidad deseada.

Desde nuestro nacimiento en 1998, hemos tenido claro que las personas ciegas o con baja visión en Latinoamérica son el centro de todas nuestras actuaciones, prestando siempre especial atención a aquellos hombres y mujeres con discapacidad visual que pueden presentar mayores necesidades incluso en momentos tan delicados como los que estamos afrontando.

Gracias a ti, las personas con ceguera o baja visión en América Latina, pueden contar con más oportunidades en ámbitos tan importantes como la educación o el empleo, y en definitiva pueden ser parte activa de la vida de todos esos pueblos y ciudades que componen la región y que son tan maravillosos y diversos.

Ahora mismo estamos haciendo todo lo posible para asegurar la sostenibilidad de todos nuestros proyectos, diseñando y planificando nuevas medidas para garantizar el mantenimiento de nuestra actividad en la región.

Comprendo perfectamente la incertidumbre que podáis tener y quiero aprovechar esta oportunidad para agradeceros muy sinceramente no sólo el trabajo desarrollado hasta ahora, sino el que está por venir cuando toda esta situación se normalice; siempre al lado de los que más nos necesitan y procurando “no dejar a nadie atrás”. Tenemos muy presente la responsabilidad que requieren estos momentos y sabemos que la grandeza no está en el tamaño de las cosas. Por ello, estamos seguros de que no hay virus que pueda con el coraje de las personas con discapacidad. 

Lo importante ahora, es la salud de todas las personas que queremos y nos quieren y que en definitiva dan sentido a la vida.

Por todo ello, ¡contamos contigo!

¡Déjanos seguir estando a tu lado!

 

Alberto Durán

Presidente de FOAL